Saltar al contenido
Blog de Yoly

ERRORES AL PAGAR DEUDAS QUE PASAMOS POR ALTO

Errores

Ya les he hablado de algunos consejos para saldar deudas, sin embargo también es muy importante tener presente algunos errores comunes al pagar nuestras deudas, que cuando los tengas claros ayudarán en tu proceso.

Es frustante sentir que pagamos y pagamos y nuestras deudas no baja, y sientes que no está funcionando lo que haces.

Errores más comunes que cometemos al pagar deudas

1. No tener un plan

Si empezamos a realizar pagos a nuestras deudas sin antes planificarnos, puede que tengamos un poco de avances, pero no tendremos control de si hay resultados, si se esta cumpliendo dentro del tiempo previsto, si estamos pagando la deuda que realmente tenemos que pagar o si el pago que estamos haciendo esta funcionando realmente.

2. Hacer pagos extraordinarios sin comunicarlo

Si tienes algún préstamo o compromiso con un banco, y tomas la decisión de pagar más del mínimo, debes comunicarlo a tu banco ya que por lo general, todos los pagos que realices primero son abonados a intereses y no a capital. Es necesario que revises las opciones con tu banco y coordines para que lo adicional que estas pagando, se aplique al capital de la deuda.

3. Mantener los mismos malos hábitos

Si has logrado salir de tus deudas, pero sigues manteniendo los mismos hábitos que te llevaron a endeudarte anteriormente, no tardarás en volver a caer en deudas otra vez.

Ejemplos de estos hábitos pueden ser: tener más de una tarjeta de crédito, hacer compras innecesarias (lujos, cosas costosas), suscribirte a membresias que no usas, comer fuera muy seguido, tener algún vicio (juegos de azar, cigarrillos) entre otras.

4. No monitorear tus estados de cuenta y avances

Para darte cuenta si tu plan esta funcionando, debes revisar muy a detalle todos tus estados de cuentas y ver si los pagos se están aplicando correctamente, si tu estado de cuenta tiene realmente las transacciones que corresponden. Te sorprenderá saber a cuántas personas le clonan las tarjetas de crédito y no se percatan hasta que les realizan transacciones de altos montos porque no revisan sus estados de cuenta.

5. Préstamos para pagar deudas

Si bien consolidar deudas no es más que pedir un nuevo prestamos con la intención de pagar una letra más baja a corto plazo que nos ayude a estabilizarnos; es muy importante conocer todos los detalles de este nuevo préstamos.

Conocer la tasa de interés, el periodo de tiempo que involucra este nuevo crédito, comisiones, entre otros; y lo más importante es si esta entidad cancelará las deudas directamente, en especial si se trata de consolidación de deudas de tarjetas de crédito.

He visto casos de personas que reciben el dinero en mano para cancelar las deudas por su cuenta y terminan gastándolo y no pagan. Adquieren otra deudas más!

6. No Ahorrar o tener un Fondo de Emergencias

Es muy importante saldar deudas, pero es indispensable dentro de nuestra programación incluir el ahorro de emergencias.

Si llega a ocurrir una situación en la que necesitas dinero con urgencia, terminarás dejando de lado tu plan de reducción de deudas, tomando nuevas deudas y volviendo al punto de origen.

Dentro de tu presupuesto, agrega una línea mandatoria de ahorro de emergencias y guarda al menos el 5% de tu salario o un monto fijo todos los meses que te permita construir este fondo de emergencias

Puedes aprender a crear un fondo de emergencias en este enlace

7. Eliminar planes de jubilación y seguros

Muchas veces cuando hacemos revisiones de los gastos que podemos reducir, tomamos la decisión de cancelar nuestros seguros médicos o dejar de aportar a nuestro plan de jubicación o cuenta de ahorros.

Esto no lo debes considerar como gastos, son inversiones en tí y en tu futuro. Un ejemplo para ilustrarte, si no tienes seguro privado y te da una apendicitis, o te vas a un hospital de atención pública que puedes tardar muchas horas en la sala de emergencia o terminarás pagando muchisimo dinero en un hospital privado.

8. No pedir ayuda

Este es uno de los errores más comunes al tratar de pagar nuestas deudas. A algunas personas les cuesta aceptar que tienen un problema e incluso tratan de ocultarlo del resto de sus familiares y amigos. Tener deudas es algo más común de lo que podamos imaginar, y si llega un punto en el que no sabemos o no podemos salir de ellas es necesario pedir ayuda.

Con pedir ayuda no implica que se tenga que pedir prestado a otros o que alguién más cargue con tus deudas; se trata de asesorarte con las entidades o personas correctas que te permitan hacer un plan efectivo para salir de deudas.

9. Pagar siempre solo el pago mínimo

Es dificil muchas veces hacer aportaciones extras en tus cuotas de pago mensuales, pero si sólo pagas el mínimo y consumes más de lo que pagas (ejemplo con las tarjetas de crédito) esta deudas irá creciendo y creciendo y pagarás muchisimo más de lo que realmente utilizaste.

Con frecuencia sin darnos cuenta comentemos muchos errores que pueden impedir que logremos nuestro objetivo de cancelar deudas. Salir de una deuda es más que hacer pagos, es necesario que aprendamos a planificarnos, establecer prioridades y cambiar hábitos.

Cuéntanos tu experiencia y compártela para que ayudemos a más personas