Saltar al contenido
Blog de Yoly

Qué es el Gasto Hormiga y qué hacer para evitarlo

Gasto hormiga

El gasto hormiga es un enemigo silencioso de nuestras finanzas, muchas veces pasa desapercibido y no lo tomamos en cuenta.

Comprar una taza de café cada mañana de camino al trabajo, no lo ves como un gran gasto quizás… incluso lo justificas como una necesidad, pero hacerlo todos los dias durante un año puede representar mucho dinero. Este es un ejemplo de un gasto hormiga muy común.

El mayor problema, es que este pequeño gasto interfiere con tus planes de ahorro y contribuyen a aumentar tus deudas sin necesidad.

Que és el gasto hormiga?

En términos simples, el gasto hormiga son esos gastos pequeños en que incurrimos a menudo y la mayoria de las veces sin darnos cuentas, que realmente son innecesarios, ya que podemos vivir sin ellos.

Son esos pequeños gustos o salidas de dinero que por ser tan mínimos consideramos que no hacen mayor diferencia en nuestras finanzas.

Cuáles son algunos gastos hormiga

Todos estos pequeños gastos tienen algunas características que te pueden ayudar a identificarlos

  • Son gastos que tienen cierta frecuencia (diariamente, semanalmente, etc)
  • Podemos precindir de ellos, si los quitas de tu rutina, realmente no te causan ningun daño
  • Generalmente son antojos que representan muy poco dinero (una goma de mascar, comprar el periodico, comprarte una revista, etc)
  • Se puede reemplazar por opciones más económicas.

Para ser más específicos te daré ejemplos puntuales de gastos hormigas

  • Goma de mascar
  • Snacks (chocolates, dulces, bebidas enlatadas, etc)
  • Una revista
  • El periódico
  • Propinas
  • Comer fuera de casa
  • Cigarrillos
  • El refresco que compras en la oficina para acompañar la comida que llevas de casa.

Qué hacer para evitar y controlar el gasto hormiga

El primer paso es fuerza de voluntad. Si quieres empezar a mejorar tus finanzas personales puedes empezar por lo más pequeño y menos doloroso.

Si logras empezar a controlar estos gastos, empezarás a crear un buen hábito y hacer otros recortes a futuro te será más sencillo.

Para empezar a evitar y controlar tus gastos hormiga, te recomiendo seguir estos pasos

  1. Registra cada uno de tus gastos por más mínimo que sea, incluso el de la goma de mascar, las propinas, la botella de agua, etc.
  2. Suma el monto promedio que gastas por mes y por año en estos gastos hormigas. Te darás cuenta de por si sólos quizas no representen mucho dinero, pero en conjunto pueden ser dinero que destines a tus ahorros o bajar tus deudas.
  3. Separa cierto presupuesto para estos pequeños gustos todos los meses y proponte la meta de no usarlo al 100%, poco a poco iras descartándolos todos.
  4. Reemplaza todo aquello que consumes en la calle por otras alternativas: Prepara el café o té en casa , lleva tu comida desde casa, si te gustan los snacks inclúyelos en tu lista de compra de supermercado, te van a costar menos y seguirás dándote tu gusto
  5. Si consumes cosas que no son buenas para tu salud (cigarrillos, comida chatarra, etc) propónte la meta de eliminarlos, a parte de cuidar tu salud cuidarás tu dinero.
  6. Aléjate de las tentaciones, ya que si no puedes controlar tus impulsos o compras por inercia, evita estar cerca esos lugares que te hacen gastar dinero sin necesidad.
  7. Cuando salgas de compra lleva una lista para evitar comprar algo innecesario

Otros gastos hormiga que quizas puedas eliminar

Hay gastos hormigas que pasan desapercibidos porque les encontramos justificación, pero si tienes un estricto propósito de empezar a tener más dinero en tu bolsillo, evalúa estas opciones que quizás puedes cambiar.

1. Transporte

Nadie discute lo cómodo que es tener vehículo propio y la flexibilidad de horarios que te puede dar, pero revisa si el costo de combustible y peajes no se pueden disminuir usando el transporte público, si es viable usar una bicicleta o incluso caminar.

2. Compras por impulso

Estas pueden llegar a ser montos considerables, pero debes buscar la manera de controlarte y darte cuenta si realmente son necesarias o no.

Aunque algo esté en oferta, evalúa antes de hacer la compra; revisa si realmente lo necesitas y si te va a dar algún beneficio.

Una compra por impulso muy frecuente es la que te ofrecen las aplicaciones de celular, por ejemplo algunos juegos te ofrecen niveles extra o características adicionales por una módica suma y terminas pagándola a ojos cerrados porque disfrutas el juego y es poco dinero.

Te puede interesar : Consejos para tus compras por internet

3. Suscripciones innecesarias

Hay suscripciones que tienes y no utilizas, puedes estar tirando tu dinero sin notarlo.

Por ejemplo, suscripción para recibir el periódico en la puerta de tu casa, pero sólo usas el periódico para envolver objetos o después de leerlo lo tiras a la basura. Quizas te funcione una suscripción en línea que puede ser más económica o ver las noticias en la Tv.

Aplicaciones en tu celular que sean de pago y no usas con frecuencia, a veces las descargas por un periodo de prueba y no cancelas la suscripción o simplemente te parece que pagar $5 dólares al mes por recibir frases motivadoras o escuchar música sin comerciales vale la pena.

4. Servicios Innecesarios

A veces por costumbre seguimos pagando por cosas que en algún momento vamos a usar, como lo son canales adicionales en tu plan de TV. También revisa tu plan de teléfono celular y evalúa si realmente consumes lo que estas pagando

5. Pago de Comisiones

Otro gasto hormiga que no prestamos atención, son las comisiones que nos cobran algunos bancos. Por ejemplo por sacar dinero en efectivo de un cajero que no sea de la línea del banco o por sacar dinero de la tarjeta de crédito.

Pagos no realizados a tiempo, sobregiros e incluso intereses por hacer una compra con la tarjeta de crédito teniendo el efectivo o la tarjeta de débito.

6. Baterías

Les has prestado atención a las baterías que debes comprar periódicamente para el control remoto, el reloj de pared o algunos juguetes de tus hijos? Te recomiendo invertir en baterías recargables. Este es un gasto hormiga fácil de eliminar y mantener el mismo beneficio.

7. Garantías Extendidas

Ultimamente todos los productos quieren ofrecer una garantía adicional, generalmente en productos de tecnología. Evalúa muy bien las que adquieras, puedes terminar tirando tu dinero, ya que la garantía regular del fabricante que es sin costo puede ser todo lo que necesites.

8. Comida Rápida

A veces por temas de comodidad o por facilidad, terminas consumiendo comida rápida que no te parece cara en el momento. Ten mucho cuidado porque a parte de comer muy seguido en la calle afecta tus finanzas personales, también puede afectar tu salud.

9. Consumo innecesario de electricidad

A veces piensas que el cargador del celular conectado o encender varias luces durante todo el día no impacta en tu bolsillo, pues este otro gasto hormiga muy común que pasa desapercibido.

10. Multas de tránsito

Son un gasto inesperado, si puedes evitarla manejando con precaución y tomando las medidas de seguridad que requieren en tu país, son un gasto en el que nunca tendrás que incurrir. Si eres reincidente, entonces evalúa cómo mejorar esta situación, las de estacionamiento son las más comunes.

11. Compras celulares de alta gama a cuotas.

Aunque creas que hiciste la compra del siglo, todo lo que es a cuotas termina costando mucho más. Generalmente cada año sale un modelo nuevo, puedes esperar un poco y comprar el teléfono sofisticado por una porción de su precio.

12. Pagar por servicios extra en lugar de optar por autoservicio

Un ejemplo muy común es el del combustible, la mayoría de las estaciones cuentan con auto servicios, sin embargo hay lugares que te ofrecen poner el combustible por un valor adicional.

Conclusión

Si has logrado identificar tus gastos hormigas, estas por buen camino. Muchas veces no comprendemos en que gastamos tanto o porque no nos alcanza el dinero para llegar a fin de mes, y estos pequeños gastos tienen gran parte de la culpa

Pon estos consejos en práctica y cuéntame que tal te va. Si te gustó este post compártelo en tus redes para que otras personas tomen conciencia y empiezen a gastar menos y ahorrar más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *