Saltar al contenido
Blog de Yoly

CÓMO LLEVAR UN ESTILO DE VIDA SIMPLE

Estilo de vida simple

Hoy en día escuchamos hablar mucho del minimalismo y otros estilos de vida, pero realmente sabes cómo llevar un estilo de vida simple? Si eres una persona que cree que “Necesita” tener muchas cosas para ser felíz entonces empieza a revisar estas necesidades ya que te aseguro cuando te liberes de todo ese peso te vas a sentir mucho mejor, gastarás menos, ahorrarás más y tendrás menos cosas por las cuales preocuparte o que causen estres.

En lo personal no me considero 100% minimalista, pero si empecé a hacer cambios graduales en mi vida de los que he visto resultados. Es muy importante tener claro que no tienes que privarte de todo o pasarla mal o ser tacaño con la intención de cambiar tu estilo de vida a uno más simple.

Cómo cambiar tu estilo de vida a uno más simple

Minimalismo qué es? En términos simples el estilo de vida minimalista consiste en simplificar; tener lo mínimo necesario y sólo aquello que realmente necesitas, que te agrega valor y te hace felíz. Lograr vivir con menos, te ayuda a vivir mejor; ya que te quitas muchas preocupaciones de encima y puedes tener más tiempo y espacio para dedicarlo a cosas que realmente merecen tu atención.

Cambiar tu hábitos no es algo que se logra de la noche a la mañana; debes analizar tu entorno, si vives sola, si tienes pareja e hijos; si trabajas o estudias, si vives entre otras cosas. Después de evaluar esto podrás irte dando cuenta que realmente necesitas, que hábitos deben empezar a cambiar y lo más importante, si te sientes cómodo y felíz con los ajustes que estas haciendo.

Como les mencione en este post, yo soy una compradora rehabilitada. El tener muchas cosas me producía una falsa sensación de felicidad. Sin embargo, cuando te sientas a analizar cómo estas malgastando tu dinero y el poco uso o beneficio que te proporcionan alguna cosas, empiezas a tomar acción y a hacer cambios. Debes eliminar el consumismo.

Cuando vives sola es mucho más fácil implementar estos cambios, pero cuando tienes una familia debes lograr que todos vayan en la misma línea. Se convierte en un trabajo en equipo en donde todos deben estar de acuerdo.

Las situaciones difíciles son otra causa que hace que empecemos a cambiar nuestro estilo de vida; por ejemplo quedarte sin empleo, la actual situación de pandemia en el mundo, mudarte a una nueva ciudad o país entre otras. Esto te hace cambiar mucho de tus planes, y debes ver la opotunidad en cada problema.

Cambios inmediatos que puedes hacer a tu estilo de vida

No solamente las cosas materiales influyen en nuestro estilo de vida, también las cosas emocionales que afectan nuestra paz. Si la carga emocional que llevas afecta tu bienestar, éste es el primer ajuste que debes hacer.

Estos fueron los primeros cambios que hice, y aplicaban directamente a mí.

Zapatos

Me encantan los zapatos, es algo bastante común en las mujeres. Pero según yo era “necesario” tener una variedad de colores para combinar con los atuendos que tenía. Llegue a tener más de 30 pares de zapatos, podía usar un par distinto cada dia del mes sin repetir ninguno; pero cuando organizaba mi armario veía que muchos se estaban deteriorando por el “poco uso” y también notaba que solo unos cuantos pares eran los que más usaba por ser lo más cómodos y fáciles de combinar. Entonces, decidí poner un alto a esta práctica de comprar zapatos y solo quedarme con los que realmente necesito.

Mi colección de más de 30 pares se redujo a solo 7 pares; incluyendo zapatos de tacon para trabajar, zapatillas, flats, sandalias de plataforma. Todos son cómodos, me toma menos tiempo decidir que zapatos voy a usar, me ahorro muchisimo espacio en mi closet y no se me daña ninguno porque los uso con más frecuencia.

Perfumes

Tenía la practica de comprar al menos 1 perfume al año, sin mencionar que me encantaban las cremas perfumadas que venian en conjunto son su “splash” y para mi cumpleaños o día de las madres, siempre recibía uno adicional. Lo cierto es que terminaba tirando muchas cosas porque no las usaba. No eran productos baratos y era otra cosa que me tomaba mucho tiempo decidir cual usar para cada ocasión. Me quedé con una sola fragancia, que me funciona para el dia y la noche, y tengo más espacio sin tantas botellas.

Carteras

Historia muy parecida a la de los zapatos. Tenia muchas carteras y por lo general terminaba usando siempre las mismas. Me quedé solo con tres carteras que me funcionan con todo. Este era otro gran gasto que hacía, y con el cual aparte de ahorrar espacio, ahorré dinero.

Ropa

A pesar de que tengo que ir todos los días a la oficina y usar ropa de trabajo, también pude hacer ajustes. Empecé a comprar ropa de mejor calidad (esto no significa que más costosa) y de colores neutros (gris, negro, blanco, crema) combinable entré sí. Realmente tener menos ropa me ha facilitado en las mañanas ocupar tanto tiempo pensando que escoger. Los accesorios y algunas piezas básicas como tops, cinturones y pañuelos, me hacen crear varias combinaciones en donde no se nota que mi guardaropa es más limitado.

Maquillaje

Tengo solo el maquillaje que necesito. Dejé de comprar paletas y paletas de colores de sombras de ojos, labiales de todos los colores y me he limitado a tener el maquillaje básico.

Esto son sólo parte de la gran cantidad de cambios que he realizado en mi día a día.

Redes y Servicios

Adicional a todos los ajustes que hice en temas de mi armario, también he reducido la cantidad de servicios que tenía contratados (planes de TV, planes de telefonía, suscripciones) todo esto también te lo cuento a detalle en la guía reducción de gastos y ahorros que recibes de regalo al suscribirte a mi blog.

Y porqué quitar servicios me hace la vida más simple? Pues porque a parte de que se reducen mis cuentas, no pierdo tiempo pasando canales para ver si encuentro algo que me interesa. No tengo que abrir mi cuenta de correos y perder tiempo mirando emails de promociones, ofertas, notificaciones, publicidad o estar estresada porque me van a incrementar el costo de algún servicio.

En cuánto a las redes sociales, aunque no lo creas impactan mucho en tu estilo de vida dependiendo de cómo las uses. Muchas veces vemos noticias (que generalmente no son muy buenas) y bajan nuestros niveles de positivismo rápidamente. También tenemos la tendencia de compararnos con otros, envidiar lo que otros tienen o tratamos de imitar a otras personas que seguimos en nuestras redes. Nada de eso me aporta valor, a parte que tengo más tiempo para seguir con mi rutina diaria.

Las redes sociales son muy necesarias para tu emprendimiento, negocio e incluso para mantenernos actualizados. No tienes que dejarlas por completo, solo quédate con lo que realmente necesitas y te hace felíz.

Lo más importante de optar por este estilo de vida minimalista es sentirte bien y e ir dejando atrás los excesos. Haz la limpieza en tu vida de cosas que no necesitas.

Personas

Las personas que no aportan nada a tu vida y son negativas no son la mejor compañía, y más si tienes la opción de ponerlas de lado.

Recuerdo que en mi anterior trabajo tenía una colaboradora que denonimé una “Líder Negativa”. Trataba de llevarse bien con todos, pero tenía un enorme poder de influenciar al resto de las personas para que hicieran cosas negativas quejarse por todo, protestar por todo, actitud pesimista ante todas las situaciones. Lo más curioso es que lograba que otros hablaran por ella, dejándo entre ver que eran otras personas las que tenian esas opiniones y no ella. Su mala influencia llegó a tal punto que hizo que personas renunciaran y otras fueran despedidas por dejar de hacer su trabajo.

Esto es un caso de la vida real que te aseguro sucede en muchos lugares. Yo me mantuve al margen de esa persona, y cuando se acercaba a mí con intensiones de hablar mal de otros o de compartirme su sentimiento de negatividad; simplemente la evitaba. Yo amo mi trabajo y me siento muy cómoda, no dejaré que nadie cambie mi percepción.

Casa y Decoración

Realmente es necesario tener jarrones en cada esquina de tu casa? No se si lo has notado, pero los espacios abiertos dan una sensación de orden, de amplitud y de frescura. Eso hice en mi casa; retiré muchos adornos que honestamente estaban de más y dejé una decoración más simple, tengo los muebles que uso y necesito y mi casa se siente realmente cómoda y ordenada. Gasto menos tiempo limpiando adornos y muebles, al momento de recoger o reorganizar todo es más fácil y todos nos sentimos cómodos.

Lo que tenía en exceso, lo vendí y generé ingresos extras que puedo destinar a mis ahorros.

Recicla y restaura todo lo que puedas antes de volver a invertir en muebles nuevos.

Recomendaciones para llevar un estilo de vida más simple

No lo veas sólo como una alternativa para ahorrar dinero; aunque seamos sinceros; empezarás a gastar menos y tendrás la capacidad de ahorrar o invertir ese dinero; pero más que nada es la oportunidad de llevar un estilo de vida más cómodo, simple y menos complicado. Elimina de tu mente esas “necesidades fabricadas” que son sólo pretextos que te creas para adquirir algo. Pregúntate si realmente lo necesitas, espera un tiempo prudente y si sigue teniendo importancia y es necesario entonces haz la inversión.

Aplica el método Konmari, la magia del orden. Este libro cómo parece indicar su nombre no se enfoca en organizar u ordenar cosas, sino más bien en enseñarte a deshacerte de cosas y cambiar tu forma de pensar acerca de todo lo que dejas entrar en tu hogar, lo que realmente necesitas y te hace felíz.

Cosas de las que puedes deshacerte para vivir mejor

Empecemos a hacer limpieza en nuestras casas y en nuestras vidas. En ocaciones nos apegamos a cosas materiales que terminan siendo inútiles y no les damos uso.

A continuación te comparto un listado de todas las cosas de las que te puedes deshacer desde hoy y no te harán falta

  1. Revistas viejas que tienes acumuladas
  2. Manuales de instrucciones de productos que no usas o no tienes
  3. Celulares, estuches y cargadadores viejos
  4. Recibos viejos de compras (puedes mantenerlos escaneados para guardar la información que necesites)
  5. Joyas y bisuteria vieja, incompleta u oxidada
  6. Esmaltes de uñas viejos o que ya no uses
  7. Cremas que estén vencidad o que ya no utilices
  8. Baterías que sabes que no funcionan
  9. Calcetines sin pareja, muy viejos o dañados
  10. Ropa interior muy vieja o que ya no uses
  11. Revisa tu botiquín y tira a la basura todos esos medicamentos expirados
  12. Folletos o volantes de publicidad
  13. Equipos y aparatos electrónicos que no funcionen o no uses
  14. Sábanas y ropa de cama desgastada o que no uses
  15. Almohadas y cojines viejos
  16. Frascos vacíos que piensas que algún día les daras uso
  17. Comida expirada que tengas en la alacena o la nevera
  18. Productos promocionales que te regalan y nunca has usado (portavasos, camisetas, plumas, cuardenos, etc)
  19. Agendas viejas de años anteriores
  20. Plumas que no sirven y que no les comprarás el repuesto.
  21. Utensilios de cocina viejos, ollas que no uses
  22. Vasos, platos, cubiertos viejos
  23. Cd´s viejos que no vas a volver a reproducir. Evalúa tener el contenido que necesitas en formato digital
  24. Velas gastadas o vasos de velas gastados
  25. Frascos de perfume casi vacíos o completamente vacío
  26. Maquillaje expirado o que ya no utilices
  27. Rompecabezas que nunca vas a armar o que esten incompletos
  28. Juegos de mesa si usar o que le falten piezas
  29. Papeles que guardes sin que sean de utilidad
  30. Limpiones de cocina que esten viejos, sucios o deshilachados
  31. Toallas que esten manchadas, viejas o rotas
  32. Ropa que usarás de “trapo de limpieza”
  33. Tarjetas de regalo usadas
  34. Papel de regalo o trozos de papel que esten en mal estado o razgados
  35. Cajas vacías de regalo o de zapatos sin uso
  36. Camisetas viejas que han pasado a la categoría de pijamas. Puedes quedarte con alguna, pero no tengas demasiadas
  37. Luces de navidad que no funcionan
  38. Cosas que estas llevando a reparar hace más de 6 meses o un año y todavía no lo haces
  39. Mapas, postales, guías de algún viaje que realizaste y que nunca has vuelto a ver. Si tienen algún valor sentimental; guardarlas en algun album o caja que se vean organizados
  40. Mochilas viejas, carteras que estén dañados o se vean muy gastados y no estés usando
  41. Bolsos de maquillaje viejos que no uses y tengas guardados
  42. Adornos y decoraciones que tengas guardados sin usar
  43. Adornos de festividades que esten viejos o dañados (navidad, halloween, cumpleaños, etc)
  44. Muestras de perfumes, cremas, productos que tienes guardados sin usar. Generalmente te los regalan cuando compras algún artículo, pero los mantienes ahí para probarlos en algún momento.
  45. Borra fotos mal hechas o repetidas de tu teléfono.
  46. Emails viejos y suscripciones a notificaciones que solo te ocupen espacio en tu cuenta de correos
  47. Tarjetas y postales viejos (Tarjetas de navidad, de cumpleaños, boda, bautizo)
  48. Cables que tienes guardados y no tienes ideas de su uso
  49. Tarjetas de fidelización o descuento que nunca has usado, y que posiblemente no usarás.
  50. Ganchos de cabello o accesorios que ya estén pasados de moda o no uses
  51. Bufandas, guantes, gorros que estén viejos y no utilices
  52. Regalos que nunca has usado y que no has reciclado
  53. Depura tu celular de contactos que no has usado
  54. Tarjetas de presentación de personas o servicios que no has utilizado, si son importantes puede guardar la información de forma digital
  55. Libros viejos, cuadernos y tareas de tus hijos
  56. Juguetes de tus hijos que ya no utilicen o que estén dañados o incompletos
  57. Zapatos que no uses o que estes por llevar a reparar hace mucho tiempo
  58. Libros y revistas de recetas. Lo que sea sumamente importante, lo puedes digitalizar, el resto lo puedes encontrar facilmente en internet
  59. Máquinas de hacer ejercicios que tengas en tu casa para colgar toallas o que no uses
  60. Muebles que tengas almacenados esperando ser reparados o a los que no le encuentres uso. Si están en buen estado, véndelos.
  61. Artículos de uso personal que no uses o estén muy viejos o deteriorados (cepillos de dientes elétricos, planchas, secadoras de cabellos, tenazas, rizadores, rollos eléctricos, rasudaroras, depiladoras, etc)
  62. Libros que no has leido o que ya leiste y sabes que no volverás a tocar.
  63. Gorras y sombreros que no utilices o que estén deteriorados.
  64. Artículos del baño sin usar (Jabones, shampoo, esponjas, etc)
  65. Productos que cambies y que ya no funcionan (manteles, cortinas, cortinas de baño, tapetes, alfrombras, etc
  66. Las bolsas de papel que te dan en las tiendas, algunas son muy lindas y las quieres guarda para otra ocasión. Terminas acumulando muchisimas y nunca las usas.

Beneficios de llevar un estilo de vida simple

Los beneficios de llevar un estilo de vida simple o minimalista, los podemos resumir en 3 conceptos rápidamente: Tiempo, Energía y Dinero.

Para darte un poco más de detalles te listo algunos beneficios puntuales.

La limpieza : Tener menos cosas, se traduce en limpiar menos y por ende ahorras tiempo.

Facilicidad de ordenar: Una de las sensaciones que más me gusta de este estilo de vida es el orden, y es mucho más sencillo tener las cosas en su lugar y saber donde están.

Ahorro: Ya te lo he dicho, si tienes menos cosas y te quedas sólo con lo que realmente es necesario, terminará consumiendo y gastando menos, todo esto se traduce en ahorro de dinero.

Más espacio: Alguna vez te has puesto a observar los rincones más espaciosos de tu casa? te brindan una sensación de paz, amplitud y son el rincón perfecto para desconectarte y relajarte. Tener menos cosas materiales te proporciona más espacio, incluso tu casa puede lucir más grande de lo que és.

Menos estres y preocupaciones: Deshacerte de cosas inncesarias garantiza que vas a tener menos preocupaciones. Un simple ejemplo puede ser que se llenó la memoria de tu teléfono por tantas fotos y videos que no sabes que tienes o necesitas, abrir tu email y encontrar 20 correos de suscripciones, ofertas u otras cosas que te toma tiempo borrar y que pueden hacerte perder la atención de los que realmente importan.

Valorar y Agradecer: Cuando descubres que no necesitas tantas cosas para vivir y ser felíz, aprender a valorar y apreciar lo que tienes. Tambien experimentan una sensación de gratitus y bienestar al sentir que no nos hace falta nada y tenemos lo que necesitamos.

Celebridades que llevan un estilo de vida modesto

Llevar un estilo de vida simple no es tema de tener dinero; es tema de querer vivir sin complicaciones.

Algunas celebridades optan por llevar un estilo de vida modesto y sabemos que tienen los recursos para tener muchas cosas; solo que tienen lo que realmente necesitan.

Keanu Reeves: Es un hombre muy sencillo que podemos verlos sentado en un parque, tomando un café en un lugar público o utilizando metro o autobús.

Kate Middelton: La duquesa de Cambridge es otra que ha repetido en varias ocasiones el mismo atuendo. Según sus declaraciones ella prefiere usar el dinero en cosas que realmente lo ameriten, no en su armario.

Matthew McConaughey: Otro conocido actor que no se complica la vida con extravagancias, prefiere lo sencillo y simple

Halle Berry: La hemos visto haciendo sus compras de supermercado, tomando el autobús e incluso usando ropa muy modesta

Deja de buscar excusas y justificarte el consumismo o tener cosas en exceso, empieza el cambio hoy para que lleves un estilo de vida más simple.

Espero que hayas disfrutado de este post y que sea de gran ayuda para tí. Compártenos en los comentarios que cambios has hecho en tu estilo de vida que te han hecho felíz.